Usuarios pernoctan en las inmediaciones del Registro Civil de Cuenca por tramitar pasaportes

Usuarios pernoctan en las inmediaciones del Registro Civil de Cuenca por tramitar pasaportes

Decenas de ciudadanos duermen casi a diario en los exteriores del Registro Civil para adquirir un pasaporte en la ciudad de Cuenca.

La escena es deprimente afuera de las oficinas de la institución, ubicadas frente al parque Luis Cordero. En medio del frío, los usuarios duermen a la intemperie para alcanzar un turno, porque estos se terminan rápidamente, y además se denuncia la presencia de tramitadores que, según ciudadanos, venden en $ 60 un lugar en las filas.

Las autoridades intuyen que la gran demanda se debe a viajes por migración, para vacunarse y vacaciones en la región Sierra. El servicio no es gratis, cada pasaporte cuesta $ 90.

María contó que le ha tocado dormir dos noches seguidas fuera de la entidad para sacar el pasaporte para sus dos hijos, pero no le dieron atención. Ella es honesta y cuenta que esto es un paso previo para que ellos migren, pues en el país no hay trabajo ni recursos, en definitiva, un futuro, según dijo.

Karla, otra joven, llegó también a dormir en la calle en compañía de su madre. Ella anhela viajar al exterior para buscar mejores oportunidades. “La situación económica está difícil y quisiera viajar a otro país para estar mejor”, señaló.

Para el gobernador del Azuay, Esteban Bernal, la situación del Registro Civil es un tema social e institucional que debe ser solucionado de inmediato. Habló incluso de actos delictivos que se generan, basado en denuncias de redes sociales, en complicidad de funcionarios de esta entidad, por eso advirtió que serán implacables ante hechos de corrupción.

Por la gravedad del asunto llegó a la ciudad el subdirector nacional del Registro Civil, Adolfo Salcedo, quien en primer lugar reconoció que la demanda está al alza en los últimos años y que al no negarse a dar un servicio se tomó una primera decisión de extender los horarios hasta los fines de semana.

Ahora, el nuevo horario de los sábados será desde las 07:00 hasta las 19:00 y los domingos de 07:00 a 15:00.

Asimismo, reconoció que en las dos últimas semanas la demanda de pasaportes también aumentó en Guayaquil y Quito, aunque no han llegado al extremo de Cuenca en que la gente duerme por varias noches en los exteriores de las dependencias.

PUBLICIDAD

Consideró que este pico se da particularmente en esta temporada por tres factores: vacaciones en la región Sierra, vacunarse contra el COVID-19 en el exterior y migración hacia Estados Unidos.

Según Salcedo, en la oficina de Quito se producen entre 700 y 800 pasaportes al día, en Guayaquil hasta 500 y en Cuenca pueden llegar a 350 con las dos impresoras, la una se utiliza exclusivamente para esta ciudad y la otra en la atención de los usuarios de Cañar, Loja y Zamora Chinchipe.

Bernal también reconoció que esta situación es una crisis institucional, pero que no es posible determinar cuándo terminarán las largas filas, aunque para eso se están tomando acciones inmediatas, dijo.

En los próximos días también se espera que el proveedor corrija un problema en el sistema informático y de ser necesario retomar la entrega de turnos.

En paralelo se conformó una comisión ciudadana para analizar a detalle los problemas y plantear soluciones.(I)

Deja una respuesta