Tras las detenciones de un editor y directivos del Apple Daily, EEUU instó a China a dejar de atacar a los medios de comunicación libres

Tras las detenciones de un editor y directivos del Apple Daily, EEUU instó a China a dejar de atacar a los medios de comunicación libres

Estados Unidos instó el jueves a Hong Kong a dejar de atacar a los medios de comunicación, advirtiendo que las redadas contra el periódico prodemocrático Apple Daily socavaban la credibilidad de la ciudad como centro internacional.

Pedimos a las autoridades que dejen de atacar a los medios de comunicación independientes y libres”, declaró el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, a los periodistasDecenas de policías en el hall del edificio donde funciona el medio de comunicación pro democracia en Hong Kong (Foto: Reuters)Decenas de policías en el hall del edificio donde funciona el medio de comunicación pro democracia en Hong Kong (Foto: Reuters)

Los esfuerzos por sofocar la libertad de los medios de comunicación y restringir el libre flujo de información no sólo socavan las instituciones democráticas de Hong Kong, sino que también dañan la credibilidad y la viabilidad de Hong Kong como centro internacional”, agregó la misiva.

Este jueves, la policía de Hong Kong registró por segunda vez en menos de un año las oficinas del diario pro democracia Apple Daily detuvo a cinco directivos, incluido el jefe de redacción de este medio, que alertó de que la libertad de prensa en este territorio “pende de un hilo”.

Estos arrestos, en nombre de la drástica ley de seguridad nacional, son el último revés contra el popular tabloide y su encarcelado propietario, el multimillonario Jimmy Lai.

Más de 500 policías participaron este jueves de madrugada en el operativo, en relación con artículos publicados por el Apple Daily “instando a sanciones” contra Hong Kong y los dirigentes chinos, según la policía. Es la primera vez que el contenido de un artículo da pie a arrestos por la ley de seguridad nacional que impuso el año pasado Pekín.

En un mensaje dirigido a sus lectores, el Apple Daily afirmó que “la protección de la libertad de prensa en Hong Kong pende de un hilo”. El sindicato de periodistas del diario tachó la operación de “violación gratuita de la libertad de prensa” que “refleja la manera en la que el poder de la policía ha aumentado en el marco de la ley”.

Los cinco directivos fueron detenidos “por conspiración con un país extranjero o con elementos externos para poner en peligro la seguridad nacional”, según la policía. La policía congeló además bienes de Apple Daily por un valor de 2,3 millones de dólares.

“No me arrepentiré”

El ministro hongkonés de Seguridad, John Lee, se negó a decir qué artículos habían infringido la ley de seguridad o si las personas que habían compartido los textos también estaban en el punto de mira de la justicia.

“No va contra la libertad de prensa”, afirmó. “Nos centramos en una conspiración que amenaza la seguridad nacional y en los periodistas que a través de su trabajo participarían en hechos que amenazan la seguridad nacional”.

Apple Daily transmitió el allanamiento policial en vivo en su cuenta de Facebook y en las imágenes se observó cuando los policías acordonaron el complejo e ingresaron al edificio. Entre las personas detenidas, figura el redactor jefe Ryan Law y el director general Cheung Kim-hung.

Tras el dispositivo, los periodistas volvieron a la redacción, totalmente saqueada. Según ellos, la policía se llevó 38 ordenadores, discos duros y libretas con anotaciones.

Para un fotógrafo del diario, se trata de “crear un clima de terror para los trabajadores del Apple Daily”. “Pero si me detienen por haber querido dar testimonio de la actualidad, no me arrepentiré”.

La ley de seguridad nacional que entró en vigor en junio de 2020 es la punta de lanza de la represión generalizada contra los críticos de China en Hong Kong desde las enormes manifestaciones prodemocracia de 2019.

Las personas condenadas bajo la nueva ley se exponen a prisión de por vida, y a la mayoría se les niega libertad bajo fianza al ser detenidos.

Con información de AFP

Deja una respuesta