Oswaldo Jarrín presentó al nuevo Alto Mando Militar

Oswaldo Jarrín presentó al nuevo Alto Mando Militar

Esta mañana, el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín presentó a los nuevos comandantes generales de las tres ramas de las Fuerzas Armadas (FF.AA.), designados el viernes pasado, a través de tres decretos ejecutivos, por parte del presidente Lenín Moreno.

El contraalmirante Rafael Poveda Romero es el nuevo comandante general de la Fuerza Naval, el brigadier general Gustavo Agama Pérez está al frente de la Fuerza Aérea Ecuatoriana, y el general de Brigada Washington Buñay Guevara es el nuevo comandante General de la Fuerza Terrestre.

Al frente de los tres, está Luis Lara, jefe del Comando Conjunto de las FF.AA. que es el asesor estratégico del empleo militar operativo.

Jarrín recordó que las FF.AA. mantienen la paz y en el Alto Mando es donde se toman las decisiones para preservarla y descartó que exista alguna afectación al mando militar con esta reorganización, sino una optimización de la capacidad de los órganos operativos, calicó a esas aseveraciones como «ridiculeces», pues es un cambio normal.

«Una paz que es el principal bien de la sociedad, sin la cual no es posible lograr progreso, prosperidad y esa paz se forja diariamente a través de las decisiones que se toma con el Alto Mando Militar de las FF.AA.», dijo Jarrín.

Al igual que el pasado viernes, Jarrín señaló que con los tres profesionales que estarán al frente de las fuerzas Aérea, Naval y Terrestre garantizarán la continuidad del fortalecimiento de las FF.AA..

«La función del ministro de Defensa es el asesoramiento y la recomendación al presidente de la República para la reorganización del Comando Conjunto, por qué la reorganización, porque si cumplieron con su tiempo de servicio en los dos casos, hay necesidad de que el Comando Conjunto tenga un nuevo equipo (…) Con la directrices que se emitan, se va a tener una nueva etapa«, agregó Jarrín.

Los nuevos comandantes reemplazan a Darwin Jarrín, Mauricio Campuzano y Luis Altamirano, respectivamente. Jarrín y Campuzano permanecieron dos años en sus cargos, desde diciembre del 2018 y Altamirano fue designado días después de las protestas de octubre del 2019.

Según la normativa ecuatoriana, el cambio de comandantes se debe producir cada dos años. Los nuevos comandantes son posesionados a cinco meses de que termine el actual período presidencial 2017-2021 y a menos de dos meses de las elecciones generales para elegir presidente, vicepresidente, asambleístas nacionales, provincilaes y parlamentarios andinos. (I)

Deja una respuesta