Lenín Moreno apoyó a la OEA tras las críticas del gobierno boliviano

Lenín Moreno apoyó a la OEA tras las críticas del gobierno boliviano

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, manifestó su apoyo al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, luego de que el gobierno boliviano rechazara el pedido de la organización para que se deje en libertad a la ex presidenta interina Jeanine Áñez y anunciara que adelantará gestiones contra el secretario general “por sus reprochables acciones”.

A través de su cuenta de Twitter -y compartiendo el comunicado de la OEA con respecto a la situación en Bolivia-, Moreno afirmó: “La independencia de las funciones del Estado es el símbolo y garantía de la democracia. Ecuador hace un llamado para que la política no intervenga en la justicia de los países latinoamericanos. Acompañamos y respaldamos la posición de Luis Almagro”.

La OEA manifestó en un comunicado su inquietud “ante el abuso de mecanismos judiciales que nuevamente se han transformado en instrumentos represivos del partido de Gobierno” en Bolivia.El apoyo de Lenín Moreno a Luis Almagro en TwitterEl apoyo de Lenín Moreno a Luis Almagro en Twitter

En ese sentido, el Gobierno de Luis Arce señaló que la OEA presenta “posiciones que denotan injerencia e intromisión en los asuntos internos” del país, según un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia.

La Cancillería “repudia las opiniones con las que Luis Almagro pretende dañar a un gobierno democráticamente elegido, cuando en su momento evitó pronunciarse sobre las violaciones de derechos humanos durante el gobierno de facto de Jeanine Añez, aplicando un doble rasero que intenta favorecer intereses de determinados grupos políticos”, señaló en un comunicado publicado este lunes.

La OEA exigió que se conforme una “comisión internacional para la investigación de casos de corrupción desde el último período de Gobierno del expresidente Evo Morales hasta la actualidad”, incluyendo la Administración de transición de Áñez.

El pasado domingo 7 de marzo el presidente Luis Arce no asistió al acto oficial de apertura de las elecciones subnacionales en el Tribunal Supremo Electoral, porque, según dijo, no hará presencia en ningún acto en el que esté la OEA.

Arce justificó su decisión por el “papel nefasto” de la OEA en las elecciones de 2019, que fueron anuladas entre denuncias de fraude a favor del entonces presidente Evo Morales, que había sido elegido para un cuarto mandato consecutivo, lo que derivó en una grave crisis en el país.En la imagen, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. EFE/Orlando Barría/Archivo
En la imagen, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. EFE/Orlando Barría/Archivo

Acciones contra Luis Almagro

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia expresó en la nota “que llevará adelante las iniciativas necesarias para que las reprochables acciones de Luis Almagro no queden impunes”.

En la misma línea el jefe de bancada en el Senado del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS), Adolfo Flores, anunció que presentará un proyecto de declaración parlamentaria rechazando “la injerencia del secretario general de la OEA”.

Flores criticó que Almagro “pretenda convulsionar el país con sugerencias a la administración judicial (…) está cuestionando al poder judicial”.

Asimismo el ex presidente Evo Morales señaló en su cuenta de Twitter que “las declaraciones de Almagro son un nuevo atentado a la democracia: niegan la autoproclamación de Áñez, las masacres, las 1.500 detenciones ilegales, persecuciones y corrupción en pandemia”.

Una jueza decidió el pasado domingo enviar a prisión por cuatro meses como medida preventiva, a la ex presidenta interina y a los ex ministros transitorios de Justicia Álvaro Coímbra y de Energía Rodrigo Guzmán.

Áñez fue trasladada este lunes al Centro de Orientación Femenina de Obrajes mientras se lleva a cabo la investigación por el caso conocido como “golpe de Estado”.

Deja una respuesta