Las fotos de las inundaciones provocadas por el huracán Sally, que se debilita pero provoca lluvias torrenciales en el sur de EEUU

Las fotos de las inundaciones provocadas por el huracán Sally, que se debilita pero provoca lluvias torrenciales en el sur de EEUU

El huracán Sally genera cantidades torrenciales de lluvia este miércoles en la costa del Golfo de Estados Unidos y amenaza con causar inundaciones “históricas y catastróficas” en los estados sureños de Alabama y Florida.

La tormenta, que se desplaza a apenas 7 Km/hora, tocó tierra durante la noche del martes como un huracán de categoría 2, en una escala que tiene a 5 como máximo, luego de quedarse prácticamente detenido frente a las costas de Alabama y el noroeste de Florida.

Los residentes de estas zonas están padeciendo cortes de luz y de señal telefónica, con árboles caídos, calles inundadas y viviendas anegadas a medida que Sally dejaba copiosas lluvias.Inundaciones provocadas por el Huracán Sally en Pensacola, Florida.  Tony Giberson/News-Journal/USA Today Network via REUTERS.Inundaciones provocadas por el Huracán Sally en Pensacola, Florida. Tony Giberson/News-Journal/USA Today Network via REUTERS.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC), con sede en Miami, dijo que algunas zonas puntuales podrían ver una caída de hasta 88 cm de lluvia.

“Inundaciones catastróficas y amenazantes para las vidas están ocurriendo sobre sectores del noroeste de Florida y el sur de Alabama”, escribió en su último boletín.

A las 15:00, hora GMT, Sally soplaba con vientos máximos sostenidos de 130 Km/hora y se ubicaba a apenas 20 Km al oeste de Pensacola, en Florida, mientras toda la región estaba bajo advertencia de marejadas y tornados.

Se espera que se debilite a medida que avance sobre tierra firme y se convierta en una depresión tropical el jueves por la mañana.Un vehículo de la policía durante el paso del Huracán Sally en Alabama.  REUTERS/Jonathan BachmanUn vehículo de la policía durante el paso del Huracán Sally en Alabama. REUTERS/Jonathan Bachman

Más de 500.000 hogares y negocios en Alabama, Florida y Misisipi habían perdido la electricidad, según el sitio web poweroutage.us, que rastrea los cortes de luz.

Algunas de las peores inundaciones tenían lugar en Pensacola, una pequeña localidad costera de cerca de 52.000 habitantes.Foto: Tony Giberson/News-Journal/USA Today Network via REUTERS.Foto: Tony Giberson/News-Journal/USA Today Network via REUTERS.

Los residentes publicaban fotos y videos de las calles del centro convertidas en riadas, con los automóviles sumergidos hasta las ventanas y ráfagas de viento que hacían caer la lluvia horizontalmente, en furiosos remolinos.

“Las carreteras e intersecciones inundadas, junto a los peligrosos escombros en las carreteras, son demasiado numerosos para enumerarlos”, tuiteó la policía de Pensacola. “Por favor, manténganse alejados de las carreteras”.Sally tocó tierra en Alabama como huracán de categoría 2 (EFE/EPA/DAN ANDERSON)
Sally tocó tierra en Alabama como huracán de categoría 2 (EFE/EPA/DAN ANDERSON)

Inundaciones récord

“Estamos teniendo inundaciones récord, tal vez en niveles históricos”, dijo la gobernadora de Alabama, Kay Ivey. “Y con la crecida aumenta el riesgo de perder propiedades y vidas”.

“Les pido encarecidamente que desalojen si las condiciones lo permiten y busquen refugio en algún otro lugar hoy”. Ivey había declarado estado de emergencia el lunes, antes de la llegada de Sally.Huracán Sally en Mobile, Alabama.  REUTERS/Jonathan BachmanHuracán Sally en Mobile, Alabama. REUTERS/Jonathan Bachman

El presidente Donald Trump, en una entrevista con el canal Foxcomparó Sally con el huracán Laura, que azotó recientemente Texas y Luisiana, así como el Caribe. “Éste es más pequeño pero es un poco más directo, pero lo tenemos bajo control”, dijo Trump.

El gobernador de Misisipi, Tate Reeves, también había declarado estado de emergencia antes de la llegada de Sally, aunque la tarde del martes la tormenta hizo un brusco viraje hacia el este y terminó golpeando Alabama y Florida.A flooded road is pictured during Hurricane Sally in Gulf Shores, Alabama, U.S., September 16, 2020. 

Una carretera inundada por el Huracán Sally en Alabama. Foto: REUTERS/Jonathan BachmanA flooded road is pictured during Hurricane Sally in Gulf Shores, Alabama, U.S., September 16, 2020. Una carretera inundada por el Huracán Sally en Alabama. Foto: REUTERS/Jonathan Bachman

En un refugio para huracanes en Pascagoula, un pueblo costero en el este de Misisipi, un residente de 50 años llamado Cliton Sheperd pasaba la noche para evitar lo peor.

“Estoy rezando porque no pase nada, es todo lo que puedo hacer”, dijo.Un automóvil sobre la Calle del Gobierno, durante el paso del Huracán Sally en Mobile, Alabama.  REUTERS/Jonathan BachmanUn automóvil sobre la Calle del Gobierno, durante el paso del Huracán Sally en Mobile, Alabama. REUTERS/Jonathan Bachman

Ha habido tantas tormentas tropicales en el Atlántico este año que la Organización Meteorológica Mundial de la ONU, que adjudica los nombres a los ciclones, agotará pronto los nombres previstos para este año y tendrá que comenzar a llamarlos con las letras del alfabeto griego.

Sólo una vez ocurrió esto antes en la historia. Fue en 2005, el año que el huracán Katrina devastó Nueva Orleans.

Gianrigo Marletta y Leila Macor en Miami para AFP

Deja una respuesta