La falta de consensos en el reparto de comisiones paraliza el trabajo legislativo en la Asamblea Nacional

La falta de consensos en el reparto de comisiones paraliza el trabajo legislativo en la Asamblea Nacional

La nueva Asamblea Nacional lleva cinco días de instalada y no arranca su trabajo en las quince comisiones legislativas permanentes por falta de acuerdos políticos entre las bancadas que llevaron a Guadalupe Llori a la presidencia del Legislativo.

La falta de acuerdos entre las bancadas de Pachakutik, movimiento CREO, Izquierda Democrática y el sector de Independientes, que forman la nueva mayoría legislativa, obligó ayer a la titular de la Asamblea Nacional a suspender la sesión 708 convocada para este 18 de mayo, para la integración de las comisiones especializadas permanentes y el Comité de Ética.

La sesión convocada a las 15:30 se instaló con media hora de retraso y duró menos de dos minutos, porque la presidenta de la Asamblea apeló al artículo 12 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa y procedió a suspender la jornada.

En la mañana, en la reinstalación de la sesión tampoco logró los votos para designar a la dupla para secretario y prosecretario de la Asamblea Nacional, cuyos candidatos, Javier Rubio y Marco Antonio Llerena, fueron planteados por un asambleísta de Ecuatoriano Unido: Marco Troya.

Asamblea Nacional necesita más tiempo para integrar las comisiones especializadas permanentes

Faltaron seis votos a la nueva mayoría legislativa para nombrar al secretario y prosecretario, del sector de independientes y de Pachakutik, por lo que la sesión de instalación se volvió a suspender. Ya en la sesión de la tarde, la presidenta de la Asamblea optó por nombrar a Álvaro Salazar como prosecretario general temporal, lo cual está previsto en el numeral 1 del artículo 20 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa, hasta ponerse de acuerdo en la dupla.

Desconfianzas y la presión que ejerce el bloque Pachakutik para captar las presidencias en las principales comisiones legislativas impiden que el acuerdo fluya, pues los asambleístas de los tres sectores políticos que hacen la mayoría reclaman las presidencias en las mismas comisiones: Justicia; Régimen Económico; Desarrollo Económico; del Derecho del Trabajo; Gobiernos Autónomos Descentralización; Fiscalización; Garantías Constitucionales; Relaciones Internacionales; Soberanía Alimentaria; Biodiversidad, entre otras.

En la tarde, a las 17:00, la presidenta de la Asamblea convocó a todos los coordinadores de bancadas a una reunión en su despacho para intentar destrabar el tema y asegurar que la conformación de las quince comisiones se supere este miércoles.

El representante de UNES, Lenin Lara, calificó como un irrespeto que se haya suspendido la sesión, pues dijo que hubo más de 120 legisladores presentes en la sala, que el pueblo ecuatoriano está trabajando y que se trabaje en la Asamblea; por lo tanto, debió continuar la sesión y buscar los consensos en el camino.

Cuestionó que aún la sesión inaugural no haya concluido por falta de votos en la designación del secretario, pues con ello se afecta el normal funcionamiento de la Función Legislativa. Que su bancada espera mantener representación en comisiones como Justicia y Soberanía Alimentaria.

Henry Kronfle (PSC) también rechazó que se haya suspendido la sesión y se haya parado la votación de las comisiones. La estructura de las comisiones está lista y hay mociones preparadas que deben ser sometidas al pleno para ver quién tiene los votos, destacó.

No se tiene que parar la sesión para ver si se llegan a acuerdos. El PSC, añadió Kronfle, tiene listas las comisiones, y si se gana, se gana; si no, se pierde. Pero no se puede dar una imagen al país de que se está ganando tiempo para ver cómo se arregla esto.

Eitel Zambrano, asambleísta nacional de la Izquierda Democrática, afirmó que no llega el consenso porque no se ponen de acuerdo sobre quiénes presidirán las comisiones; no hay un equilibrio que se requiere en cada comisión, y como la composición de la Asamblea es polarizada es mucho más complejo llegar a articular.

Su coideario, Dalton Bacigalupo, coincidió al señalar que aún no se termina de definir la integración de las comisiones y eso demandará tiempo adicional; que no hay un acuerdo sobre quiénes serían las autoridades en las diferentes comisiones, pues es legítimo que los bloques legislativos quieran conseguir protagonismo desde la dirección de determinadas comisiones que gozan de más importancia, anotó.

Darwin Pereira, del movimiento Pachakutik, manifestó que la presidenta de la Asamblea suspendió la sesión en vista de que las diferentes bancadas “estamos tratando de ponernos de acuerdo en esta repartición de comisiones”. Destacó que una de las comisiones donde persiste el problema es en biodiversidad, que no es fácil encontrar consensos.

Las quince comisiones que están en disputa son las siguientes: Justicia y Estructura del Estado; Derecho al Trabajo y Seguridad Social; Régimen Económico y Tributario; Desarrollo Económico; Relaciones Internacionales y Movilidad Humana; Biodiversidad y Recursos Naturales; Soberanía Alimentaria; Gobiernos Autónomos y Descentralización; Educación, Cultura y Saberes Ancestrales; Derecho a la Salud y Deporte; Transparencia, Participación Ciudadana y Control Social; Garantías Constitucionales y Derechos Humanos; Soberanía, Integración y Seguridad Integral; Protección Integral a Niñas, Niños y Adolescentes; y la comisión de Fiscalización y Control Político.

Diego Ordóñez, del bloque CREO, indicó que existe el ánimo para llegar a un buen entendimiento en la organización de las comisiones, y recalcó que cualquier asambleísta podrá intervenir en una determinada comisión sin ser parte de ella.

El asambleísta Salvador Quishpe (Pachakutik) dijo que aspira a que los acuerdos fluyan y permitan lo más rápido posible integrar las comisiones para avanzar en el trabajo. No quiso ahondar en más detalles.

El socialcristiano Esteban Torres alertó de que persiste el interés del partido de Gobierno de aislar al PSC de las comisiones, aunque dijo que no es de interés de otros partidos y movimientos de la coalición. Aclaró que el PSC tampoco aceptará los “premios consuelo” o las “migajas”, y que lo lamentable es que se haya suplantado al bloque en su puesto en el Consejo de Administración Legislativa, que le correspondía.

Dallyanna Passailaigue, coordinadora del PSC, dijo que esperan que se respeten los espacios que han manifestado frente a las comisiones. Que no se han reunido con la nueva mayoría para ver cómo los socialcristianos entrarían al cuadro de comisiones. (I)

Deja una respuesta