Kamala Harris denunció la amenaza de Beijing ante la coacción e intimidación que ejerce en el mar de China Meridional

Kamala Harris denunció la amenaza de Beijing ante la coacción e intimidación que ejerce en el mar de China Meridional

La vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, acusó este martes a Beijing de coacción e intimidación en el disputado mar de China Meridional, al buscar apoyo de sus aliados para enfrentar a China.

“Beijing continúa coaccionando, intimidando y reclamando la gran mayoría del mar de China Meridional”, dijo Harris en un discurso en Singapur, en el que presentó las metas de política exterior de su Gobierno para Asia.

Sus comentarios se dan en momentos que Washington busca reiniciar sus relaciones con Asia, tras las turbulencias del Gobierno de Donald Trump, y construir un base de aliados frente a China.

Pero el viaje, que incluye también una visita a Vietnam, coincide con la compleja salida de las tropas estadounidenses en Afganistán, que despertó dudas sobre la confiablidad de Washington como aliado.

Ante ello, Harris sostuvo que su Gobierno tiene “compromisos duraderos” en Asia.

Agregó que “las acciones de Beijing continúan socavando el orden y amenazando la soberanía de las naciones. Estados Unidos apoya a nuestros aliados y socios ante esas amenazas”.Uno de los submarinos nucleares de la Armada china en el mar de China MeridionalUno de los submarinos nucleares de la Armada china en el mar de China Meridional

– “Valerosa y correcta” –

China reclama la soberanía de casi todo ese mar, por el que pasan miles de millones de dólares anuales en comercio marítimo, pese a que también lo disputan cuatro países del Sudeste Asiático y Taiwán.

Beijing ha sido acusado de enviar a la zona equipo militar, como misilies antibarco, e ignoró la decisión de un tribunal internacional de 2016 que declaró sin base su reclamo sobre la mayor parte de sus aguas.

En los últimos meses aumentaron las tensiones entre Beijing y los otros países que reclaman soberanía en el mar.

Filipinas se molestó cuando cientos de barcos chinos fueron detectados en su zona de exclusión económica, mientras que Malasia desplazó aviones de combate para interceptar aeronaves militares chinas que aparecieron cerca de sus costas.

El secretario estadounidense de Defensa, Lloyd Austin, también visitó Singapur en julio y criticó duramente a China por sus reclamos marítimos.

En ese escenario, la presencia de Harris busca aplacar los temores sobre el compromiso de Washington con Asia tras el retiro de Afganistán.

En su discurso del martes, la vicepresidenta defendió la decisión del presidente Joe Biden de avanzar con el retiro de Afganistán, y la calificó como una medida “valerosa y correcta”.

Sostuvo que las autoridades estadounidenses están “completamente enfocadas” en la caótica evacuación del aeropuerto de Kabul.

Harris también se reunirá con dirigentes empresariales en Singapur para discutir temas comerciales, incluida la escasez global de microchips, antes de partir a Hanoi.

(Con información de AFP)

Deja una respuesta