Israel anunció que su ejército es el primero del mundo en estar completamente inmunizado contra el coronavirus

Israel anunció que su ejército es el primero del mundo en estar completamente inmunizado contra el coronavirus

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) anunciaron este jueves que su campaña de vacunación brindó a sus tropas “inmunidad colectiva” contra el coronavirus, lo que, según dijeron, lo convirtió en el primer ejército del mundo en lograr ese objetivo.

“Después de 10 semanas, puedo decir que Israel tiene al primer ejército del mundo en alcanzar la inmunidad colectiva”, declaró a los periodistas el mayor general Itzik Turgeman, jefe de la Dirección de Tecnología y Logística del ejército, según el medio local The Times of Israel.

De acuerdo con Turgeman, hasta este jueves alrededor del 81% de los militares recibieron una vacuna contra el coronavirus, contrajeron la enfermedad en el pasado o ambas opciones.Una soldado israelí trabaja en la descontaminación de una playa (REUTERS / Ronen Zvulun)Una soldado israelí trabaja en la descontaminación de una playa (REUTERS / Ronen Zvulun)

El militar sostiene que ese porcentaje le dio a las FDI lo que se conoce como inmunidad colectiva o inmunidad comunitaria, en la que una parte suficientemente grande de una población determinada se encuentra protegida contra una enfermedad que ya no puede propagarse ampliamente dentro de ese grupo. Sin embargo, esa afirmación por el momento no se ha podido verificar y tampoco quedó claro cómo la interacción significativa de los militares con civiles israelíes podría afectar esta inmunidad colectiva.

El director médico de las FDI, el Doctor Alon Glasberg, aseguró que esta inmunidad colectiva permitiría al ejército regresar a operaciones más normales, aunque las tropas aún tendrían que usar mascarillas, respetar la distancia social y cumplir con otras restricciones relacionadas con el coronavirus de acuerdo con la política del gobierno.

“Pero las cosas se parecen mucho más a cómo eran hace un año”, manifestó ante los periodistas, según cita The Times of Israel.Un soldado israelí hace guardia cerca de la ciudad palestina de Nablus, el 4 de noviembre de 2020. REUTERS / Mohamad TorokmanUn soldado israelí hace guardia cerca de la ciudad palestina de Nablus, el 4 de noviembre de 2020. REUTERS / Mohamad Torokman

Desde el comienzo de la pandemia de coronavirus, las FDI afirmaron que sus capacidades operativas no se han visto significativamente afectadas por la crisis. Sin embargo, la situación ha afectado la capacidad de los militares para realizar ejercicios con normalidad, lo que ha obligado a las unidades a reducir o incluso cancelar algunos de sus ejercicios en algunos casos.

“Ahora podemos hacer las cosas de manera diferente. Podemos entrenar con mucha más libertad”, añadió Glasberg.

El ejército lanzó su campaña de vacunación a principios de enero y, tras cinco semanas, las tres cuartas partes de todos los soldados de las FDI ya recibieron al menos una dosis de la vacuna.

No fueron obligados explícitamente a vacunarse, pero se los animó enérgicamente a hacerlo. Para inocular a las tropas en todo el país, las FDI instalaron centros de vacunación en varias bases y viajaron directamente a unidades específicas en algunos casos.Personas hacen cola para vacunarse en un vehículo de vacunación móvil, en Jerusalén el 26 de febrero de 2021. REUTERS / Ammar AwadPersonas hacen cola para vacunarse en un vehículo de vacunación móvil, en Jerusalén el 26 de febrero de 2021. REUTERS / Ammar Awad

Turgeman señaló que debido a la necesidad de mantener las vacunas a temperaturas bajo cero, distribuirlas de manera efectiva fue el aspecto más complicado de esta campaña. “Tenemos motivos para estar orgullosos”, expresó.

Según estadísticas de las FDI, aproximadamente el 8% de los soldados se negó a ser vacunado. Una parte de los que no quisieron recibir las inyecciones fueron mujeres en las primeras etapas del embarazo, mientras que otros por motivaciones ideológicas o políticas, indicó Glasberg.

“Pero la cantidad de personas que se niegan o no quieren vacunarse es cada día menor”, agregó.

Aproximadamente, el 11% restante de los soldados que no están completamente protegidos contra el coronavirus están en camino de inocularse, dado que algunos se encontraban en cuarentena cuando comenzó la campaña, lo que retrasó el calendario de vacunación unas semanas, afirma The Times of Israel.

A pesar de los obstáculos, el ejército dijo que ha visto una caída vertiginosa en el número de casos de coronavirus entre los soldados. Cuando comenzó la campaña de vacunación, había aproximadamente 650 soldados diagnosticados con COVID-19. El número creció a más de 3.200 en febrero, pero desde entonces se redujo a 370.

Deja una respuesta