El régimen chino acusó a un funcionario de corrupción y el caso salpica al gigante tecnológico Alibaba

El régimen chino acusó a un funcionario de corrupción y el caso salpica al gigante tecnológico Alibaba

El régimen conducido por Xi Jinping inició una investigación por corrupción contra un funcionario de Hangzhou, una provincia conocida por su actividad turística y tecnológica y por ser el lugar de residencia de Jack Ma, el magnate empresario dueño de Alibaba.

El Partido Comunista Chino (PCC) anunció la investigación por severas violaciones de disciplina y ley pública, lo que en este país usualmente significa corrupción.

La medida contra Zhou Jiangyong (53 años) fue anunciada en un escueto anuncio, de una sola oración, en el website del ente regulador del PCC, sin dar detalles. Sin embargo, siendo secretario del partido en Hangzhou, tenía gran influencia, acceso a información privilegiada y poder de decisión sobre presupuestos y designaciones.

Zhou Jiangyong, oriundo de la provincia de Zhejiang, de la que Hanzhou es la capital, había ascendido por los peldaños del poder regional desde la década de los ochenta. De ser convicto de corrupción, sería una de las figuras chinas más prominentes en caer en la campaña que ha anunciado el presidente Xi Jinping contra las irregularidades administrativas.

Hangzhou, otrora capital imperial célebre por sus templos y lagos, hoy en día es más conocida como la sede del gigante de las ventas por internet Alibaba.Jack Ma, fundador de Alibaba Group, quedó en el centro de la polémica por una investigación abierta contra un funcionario del Partido Comunista Chino (Reuters)Jack Ma, fundador de Alibaba Group, quedó en el centro de la polémica por una investigación abierta contra un funcionario del Partido Comunista Chino (Reuters)

Tras el anuncio de la investigación sobre Zhou, el Comité Municipal Permanente de Hangzhou celebró el sábado una reunión en la que afirmó su compromiso con la lucha contra la corrupción y la gobernanza responsable. Una declaración separada del CCDI dijo que la ciudad emprenderá una campaña para erradicar los vínculos inapropiados entre el gobierno y las empresas.

Las cuentas de las redes sociales escribieron durante el fin de semana que la familia de Zhou compró acciones de una empresa de tecnología financiera antes de su oferta pública inicial en noviembre, antes de que se desecharan los planes de cotización, según un artículo de Chnfund que se publicó en el Paper, parte del grupo de medios de comunicación unidos de Shanghái respaldado por el Estado. Las publicaciones, que no nombran a la empresa, han sido borradas desde entonces, según el artículo.

Ant Group negó el domingo que ciertas personas hayan comprado acciones de la empresa antes de su prevista salida a bolsa el año pasado, como habían sugerido “recientes rumores en línea”. La empresa no explicó a quiénes se refería, y añadió que había respetado estrictamente todas las leyes y reglamentos pertinentes durante el proceso de cotización. Los reguladores suspendieron bruscamente la oferta pública inicial de Ant, de un valor récord de 35.000 millones de dólares, días antes de su debut el año pasado, después de que su fundador criticara públicamente a los reguladores financieros.

Alibaba cayó un 3,7% en Hong Kong el lunes, incluso cuando otras acciones tecnológicas subieron. El índice tecnológico Hang Seng subió un 2,1%, recuperándose de la caída del 11% de la semana pasada.

Hangzhou ha crecido hasta convertirse en una de las ciudades más prósperas de China, gracias en gran parte a Alibaba y su grupo de filiales. El principal operador de comercio electrónico del país aporta miles de millones en impuestos locales y es uno de los principales empleadores de la ciudad, situada en la provincia oriental de Zhejiang. También ha atraído a cientos y miles de vendedores y comerciantes a la ciudad, todos ellos buscando hacer negocios con el extenso imperio de Internet de Ma.El jefe del régimen chino Xi Jinping durante una ceremonia de bienvenida para el presidente de Grecia Prokopis Pavlopoulos en Beijing, en una foto de archivo (Reuters)El jefe del régimen chino Xi Jinping durante una ceremonia de bienvenida para el presidente de Grecia Prokopis Pavlopoulos en Beijing, en una foto de archivo (Reuters)

Esa influencia descomunal en Hangzhou ha fomentado una fuerte relación con el gobierno local. En 2019, Ma recibió el premio “Ciudadano meritorio de Hangzhou” nada menos que de manos de Zhou, el jefe del partido local, quien agasajó al multimillonario magnate por sus contribuciones al desarrollo económico y social de la ciudad, según declaraciones del gobierno en ese momento. Los medios locales también han publicado fotos de Zhou asistiendo al festival anual de compras del Día de los Solteros de Alibaba en 2019.

China, bajo el mandato de Xi, ha intensificado una campaña de años contra el soborno -considerada una importante fuerza desestabilizadora para el Partido– que ha atrapado a varios funcionarios de alto perfil desde Chongqing hasta Shanxi. Los empresarios también han sido objeto de críticas. El año pasado, Hu Xiaogang, un veterano ejecutivo de la empresa de deuda dudosa China Great Wall Asset Management Co. fue investigado. El ex presidente de China Huarong Asset Management Co. fue ejecutado en enero por delitos que incluyen el soborno.

La investigación sobre Zhou se produce después de que Zhejiang fuera nombrada recientemente por el gobierno como zona piloto para los esfuerzos de redistribución de la riqueza de Xi. La provincia, tradicionalmente un crisol de empresas privadas de rápido crecimiento, ha anunciado planes para aumentar la renta disponible per cápita hasta los 75.000 yuanes (11.555 dólares) en 2025, un aumento del 45% en cinco años. También quiere que los salarios representen más de la mitad de su producto interior bruto. En los últimos meses, Xi ha hecho hincapié en la retórica sobre la “prosperidad común” en su intento de reducir la pobreza, poniendo en guardia a los ciudadanos más ricos de la nación.

(Con información de AP y Bloomberg).-

Deja una respuesta