El presidente de Filipinas habló sobre las posibilidades de un choque militar con China por el Mar Meridional: “Sería sangriento”

El presidente de Filipinas habló sobre las posibilidades de un choque militar con China por el Mar Meridional: “Sería sangriento”

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, dijo que está dispuesto a enviar barcos militares para “reclamar” recursos petroleros y minerales en el Mar de China Meridional, al tiempo que señaló que desafiar a Beijing en las aguas en disputa sólo conducirá a la violencia.

“Si vamos allí a hacer valer nuestra jurisdicción, será sangriento”, aseguró Duterte en una sesión informativa el lunes, según South China Morning Post, en lo que fueron sus primeras declaraciones después de que cientos de buques chinos fueran vistos en un arrecife en disputa en marzo.PUBLICIDAD

“Ahora no me interesa tanto la pesca. No creo que haya suficiente pescado para discutir”, dijo. Añadió que en futuras disputas sobre recursos marinos enviaría “cinco barcos guardacostas” que “pueden perseguir” y “jugar entre ellos a ver quién es más rápido”, de acuerdo a South China Morning Post.Un barco patrullero de la Guardia Costera China en el Mar de China Meridional, en una fotografía distribuida por la Guardia Costera de Filipinas el 15 de abril y tomada según la fuente el 13 o 14 de abril de 2021. Guardia Costera de Filipinas / Folleto vía REUTERSUn barco patrullero de la Guardia Costera China en el Mar de China Meridional, en una fotografía distribuida por la Guardia Costera de Filipinas el 15 de abril y tomada según la fuente el 13 o 14 de abril de 2021. Guardia Costera de Filipinas / Folleto vía REUTERS

“Pero cuando empecemos a extraer, a obtener lo que sea en las entrañas del Mar de China, nuestro petróleo, en ese momento enviaré mis barcos grises allí para reclamar”, aseguró, en referencia a los buques de la marina filipina.

“Si empiezan a perforar petróleo allí, le diré a China: ¿es eso parte de nuestro acuerdo? Si eso no forma parte de nuestro acuerdo, yo también perforaré petróleo allíSi consiguen el petróleo, ese será el momento en que debamos actuar al respecto”, agregó Duterte.

El jefe de Defensa filipino, Delfín Lorenzana, comunicó al presidente durante la reunión que los buques de la Armada pueden patrullar la zona económica exclusiva del país, después de que el mandatario dijera que “no pasará nada” si la nación envía sus barcos porque no están en “posesión del mar”.

Desde que llegó al poder en 2016, Duterte ha intentado construir una alianza con China y se ha mostrado reacio a enfrentarse al régimen, tras haberle prometido miles de millones de dólares en préstamos e inversiones.FOTO DE ARCHIVO: El presidente filipino, Rodrigo Duterte, le da la mano al presidente chino, Xi Jinping, antes de la reunión en el Gran Salón del Pueblo en Beijing, China, el 25 de abril de 2019. Kenzaburo Fukuhara / Pool vía REUTERS FOTO DE ARCHIVO: El presidente filipino, Rodrigo Duterte, le da la mano al presidente chino, Xi Jinping, antes de la reunión en el Gran Salón del Pueblo en Beijing, China, el 25 de abril de 2019. Kenzaburo Fukuhara / Pool vía REUTERS

En repetidas ocasiones afirmó que Filipinas no es capaz de detener a China y que desafiar sus actividades podría suponer el riesgo de una guerra que su país perdería.

Duterte aseguró que no hay forma de que Filipinas aplique “sin ningún derramamiento de sangre” un histórico fallo arbitral de 2016 que aclara los derechos de soberanía de su país en su zona económica exclusiva, según South China Morning Post.

Las tensiones entre ambos países han aumentado en las últimas semanas. Filipinas protestó en reiteradas oportunidades la presencia de China y desplegó más buques en las zonas en disputa, incluso con la postura amistosa que mantiene Duterte, quien agradeció al régimen el suministro de vacunas contra el coronavirus. China indicó que la presencia de sus buques en el Mar de China Meridional es normal y legítima.

Filipinas presentó varias protestas diplomáticas contra las acciones de China en el Mar de China Meridional. En la última acusó al régimen de realizar actividades de pesca ilegal y de concentrar más de 240 barcos en sus aguas territoriales.

Deja una respuesta