Desigualdad, desempleo, deudas, algunos efectos del COVID en Ecuador, según estudio de Unicef

Desigualdad, desempleo, deudas, algunos efectos del COVID en Ecuador, según estudio de Unicef

América Latina es la región más afectada por el COVID-19, en donde la pobreza, la desigualdad y el desempleo han aumentado a un ritmo sin precedentes, realidad que incluye a Ecuador.

Esa es una de las conclusiones de Unicef, organismo que presentó -este miércoles mediante una rueda de prensa- los resultados de la encuesta nacional sobre el bienestar de los hogares ante la pandemia de COVID-19 en Ecuador.

De acuerdo con esa organización, los grupos más vulnerables de la sociedad se han visto más afectados en el acceso a los servicios públicos, interrupciones de servicios esenciales de salud, ingreso de los hogares, entre otros.

Desde octubre de 2020 se mencionó que Unicef ha apoyado la realización de tres encuestas telefónicas nacionales hechas además en enero y mayo de 2021 para conocer información sobre la situación de los hogares en el país y especialmente en donde hay menores de edad.

Joaquín González-Alemán, representante de Unicef en Ecuador, explicó que el cuestionario recoge información sobre salud, empleo, educación, seguridad alimentaria y la situación educativa y de salud mental de personas entre 0 y 17 años.

En centros de salud se vacunará a niños y adolescentes de entre 12 y 15 años en septiembre

La encuesta se hizo en las 24 provincias con una muestra de 1.803 hogares, de los cuales el 67,9 % tiene menores de edad entre 0 y 17 años.

Salud

Para mayo del 2021, uno de cada tres hogares reportó personas con síntomas o contagiadas de coronavirus, pero en aquellos donde hay menores de edad el porcentaje de personas con síntomas o contagiadas era 2 % mayor que hogares en donde no hay niños o adolescentes.

Alimentación

En hogares con inseguridad alimentaria hubo el 36 % de personas que se contagiaron o tuvieron síntomas.

Pruebas COVID

El 52 % de personas en hogares de bajos ingresos tuvo acceso a pruebas para detectar coronavirus, mientras que en hogares de altos ingresos es del 86 %.

Ingresos

Además, ocho de cada diez hogares de clase media tuvieron restricción de ingresos debido a que muchas empresas redujeron jornadas de trabajo o despidieron trabajadores.

PUBLICIDAD

En mayo, siete de cada diez hogares de bajos recursos vivían en inseguridad alimentaria y el 10 % en hogares de ingresos medios.

Esto, de acuerdo con el estudio, generó poco acceso a alimentos nutritivos y los gastos aumentaban por lo que la mitad de hogares pidió préstamos; cuatro de cada diez dejaron de pagar sus servicios básicos y no pudieron cancelar deudas o tarjetas de crédito.

Emigrar

Al menos dos de cada diez hogares están pensando en emigrar como una forma para enfrentar la crisis.

Vacunación infantil

Según el organismo, el cierre de centros de desarrollo infantil debido a la pandemia limita el acceso de menores de edad a programas de alimentación complementaria y las interrupciones en los servicios esenciales de salud han provocado que el 14 % de hogares con menores de 5 años no ha seguido el esquema de vacunación infantil.

Educación

Con respecto a la educación, los menores de edad de hogares más pobres reciben la mitad de las horas de clases que sus pares en escuelas privadas debido a que el 90 % lo hace desde un celular de sus padres, en tanto que los otros alumnos lo hacen desde un computador personal.

En la ruralidad, el 60 % no dispone de una computadora.

El organismo internacional es partidario de un retorno a la presencialidad de manera progresiva, voluntaria, pero manteniendo todas las medidas de bioseguridad.

Efectos

Todos estos aspectos se traducen en tristeza, agresividad, cambio en hábitos de sueño y comportamiento, así como en alimentación en hogares con menores de edad.

Jean Gough, directora regional de Unicef para América Latina y el Caribe, hizo un llamado a las autoridades ecuatorianas para la protección con urgencia a los hogares más golpeados por la crisis y sobre todo a que los menores de edad y sus familias sean el centro de la estrategia de recuperación.

Ecuador registró una reducción de muertes inédita en la pandemia

Propuestas

Ante este panorama, Unicef planteó al Gobierno cinco ejes que deberían guiar una estrategia de recuperación y son: crecimiento económico con equidad y redistribución, recuperación del ingreso de las familias, invertir en sistema de protección social y sus servicios, incrementar el capital humano como el motor del crecimiento económico y reforma tributaria progresiva y redistributiva.

Esta recuperación, agregó Gough, solo será posible con una respuesta estatal que garantice el acceso a servicios públicos de calidad y gratuitos.

Deja una respuesta