Crece la inquietud en China por la salud de Xi Jinping tras el intento de la TV oficial de ocultar sus ataques de tos durante un discurso

Crece la inquietud en China por la salud de Xi Jinping tras el intento de la TV oficial de ocultar sus ataques de tos durante un discurso

El presidente chino, Xi Jinping, tosió varias veces durante un discurso de este miércoles pronunciado ante una multitud de figuras políticas y económicas del régimen.

El mandatario habló durante 50 minutos y su mensaje se vio interrumpido en repetidas ocasiones por los ataques de tos, así como las pausas para tomar agua. Pero los encargados de la transmisión cambiaban de plano cada vez que esto sucedía, enfocando las cámaras hacia el público.

“Durante el discurso de Xi, no sólo fue más lento que de costumbre, sino que también tosió y bebió muchas veces”, destacó el portal Apple Daily, de Hong Kong, que seguía con atención el evento, ante la presencia de Carrie Lam, jefa ejecutiva de la ex colonia británica. “Su tono de voz era muy lento, permitiendo al mundo exterior especular si Xi estaba enfermo”, añadió el portal.

Todo el público del evento, celebrado por el 40 aniversario de la Zona Económica Especial de Shenzhen, aparece usando las mascarillas de prevención.Una retransmisión en directo del discurso del presidente Xi Jinping en un restaurante en Hong Kong (Bloomberg)Una retransmisión en directo del discurso del presidente Xi Jinping en un restaurante en Hong Kong (Bloomberg)

Xi, de 67 años, ha realizado varios viajes por el interior del país en las últimas semanas. De todas formas, el régimen asegura haber vencido a la pandemia, ya que cada día registra apenas un puñado de casos, la mayoría de ellos “importados”, y esta semana cortó una racha de más de 50 días sin infecciones domésticas.

Apple Daily también vinculó los rumores sobre la salud de Xi con un itinerario inusual de sus traslados. “Su paradero fue errático y misterioso” en los últimos días, indicó, con viajes que habrían sido cortados abruptamente para retornar a la capital.

Hasta ahora, líderes mundiales como Donald Trump y Boris Johnson se han contagiado y tuvieron que ser hospitalizados para su tratamiento. También, con casos de distinta gravedad, el brasileño Jair Bolsonaro, la boliviana interina Jeanine Añez, el hondureño Juan Orlando Hernández y el guatemalteco Alejandro Giammattei.

China, país donde brotó el Covid-19, ha sido criticado por su respuesta inicial a la epidemia. Sin embargo, el régimen comunista ha logrado en estos últimos meses erradicar prácticamente el virus de su territorio, que hasta mayo había registrado 4.634 muertos, mientras que la pandemia se expande por el mundo donde ha matado a más de un millón de personas.

Deja una respuesta