Ciberataque: hackers accedieron a los servidores de la Oficina de Censo de EEUU

Ciberataque: hackers accedieron a los servidores de la Oficina de Censo de EEUU

Los servidores informáticos de la Oficina del Censo de EEUU fueron vulnerados el año pasado durante un ataque de ciberseguridad, pero no involucró el censo de 2020, y los intentos de los piratas informáticos de mantener el acceso al sistema no tuvieron éxito, según un informe de vigilancia publicado el miércoles.

El ciberataque tuvo lugar en enero de 2020 en los servidores de acceso remoto de la Oficina.

Según la Oficina del Inspector General, la Oficina del Censo perdió oportunidades para limitar su vulnerabilidad al ataque y no descubrió ni informó el ataque de manera oportuna. La agencia de estadística tampoco mantuvo suficientes registros del sistema, lo que obstaculizó la investigación, y estaba utilizando un sistema operativo que ya no era compatible con el proveedor, según el informe del organismo de control.

Los firewalls de la Oficina detuvieron los intentos del hacker de mantener el acceso al sistema, pero se realizaron cambios no autorizados, incluida la creación de cuentas de usuario, según el reporte.

En una comunicación por escrito, el director interino de la Oficina del Censo, Ron Jarmin, reiteró que ninguno de los sistemas utilizados para el censo de 2020 se vio comprometido, ni tampoco el recuento de personas una vez por década de la nación.Los datos del censo de 2020 no fueron afectados REUTERS/Brian SnyderLos datos del censo de 2020 no fueron afectados REUTERS/Brian Snyder

“Además, ningún sistema o información mantenida y administrada por la Oficina del Censo en nombre del público se vio comprometida, manipulada o perdida”, escribió Jarmin.

Los datos de recuento de personas de 2020 se estaban utilizando para determinar cuántos escaños en el Congreso obtiene cada estado. Los datos también se utilizan para ayudar a distribuir USD 1,5 billones en gastos federales cada año.

El miércoles, la Oficina del Censo publicó un conjunto de medidas que revelan cómo se contaba a las personas y si se utilizaron registros administrativos o una técnica estadística para llenar los vacíos de los hogares donde las personas no respondieron al cuestionario del censo de 2020.

La Oficina había publicado previamente datos a nivel estatal, y la información publicada el miércoles contenía resúmenes de datos a nivel de condado y distrito.

Demostraron que el uso de una técnica estadística llamada imputación fue mayor en los condados de Luisiana y Nueva York. La imputación implica el uso de información sobre vecinos con características similares para completar el recuento de personas o las características demográficas de los hogares que carecen de datos.En algunos casos, los censistas solo pudieron obtener un recuento de la cantidad de personas que viven en un hogar sin obtener información sobre la raza, el sexo, la edad o las relaciones en el hogar REUTERS/Brendan McDermidEn algunos casos, los censistas solo pudieron obtener un recuento de la cantidad de personas que viven en un hogar sin obtener información sobre la raza, el sexo, la edad o las relaciones en el hogar REUTERS/Brendan McDermid

El recuento en Luisiana fue difícil por una serie de huracanes el año pasado, y algunos censistas informaron dificultades para acceder a edificios de apartamentos en las principales ciudades debido a la pandemia.

En algunos casos, los censistas solo pudieron obtener un recuento de la cantidad de personas que viven en un hogar sin obtener información sobre la raza, el sexo, la edad o las relaciones en el hogar. Los condados de Connecticut, Delaware, Maryland y Nueva York, en promedio, fueron más altos que el promedio nacional.

La Oficina del Censo dijo en un comunicado que las mediciones reflejan lo que se esperaba en una “población distribuida normalmente”.

“Algunos condados y trechos son más altos en algunas métricas y algunos son más bajos en otras métricas, pero no hay indicios que apunten a algo inesperado en los resultados”, rezaba el comunicado.

Con información de AP

Deja una respuesta